Dhamma relacional

El Dhamma, como camino hacia la liberación humana y la armonía comunitaria, debe abarcar nuestra naturaleza individual, relacional y social.

Como animales intrínsecamente sociales, gran parte de nuestro sufrimiento surge en relación con otras personas. Es en la relación que se genera un sentido del yo. Es en la relación que surge el lenguaje a partir del cual construimos un mundo. Si es en la relación donde surge nuestro sufrimiento, entonces aquí también podemos encontrar nuestro camino hacia la liberación y el florecimiento social.


Una revisión de los discursos de Buda revela el importante papel de las relaciones a lo largo de las enseñanzas. El Buda enseñó que todos los factores del Noble Óctuple Sendero, con la notable excepción de la Atención Correcta y la Concentración Correcta, surgen no solo individualmente sino también explícitamente en relación. Como señala Bhikkhu Bodhi, “[E]l Buda no era un vagabundo solitario, enseñando a aquellos que acudían a él en busca de orientación y luego dejándolos a su suerte. Fue el fundador de un nuevo movimiento espiritual que desde el principio fue inevitablemente comunitario”. En el Dhamma relacional, reconocemos y exploramos como comunidad cómo se entrelazan lo personal, lo interpersonal y lo social para formar la base de un camino de práctica para toda la vida.

Insight Dialogue extiende el cultivo de las cualidades meditativas de la mente (atención plena, tranquilidad, concentración) a lo relacional. Meditando juntos nos llamamos unos a otros a este momento de una manera poderosa. Llevadas al momento del contacto interpersonal con una conciencia enfocada y receptiva, las enseñanzas de Buda se vuelven vivas y conmovedoras.

Al integrar la práctica y los frutos de la meditación con nuestra vida interpersonal (hablar, escuchar y todo lo que esto implica), se revelan claramente las raíces de tendencias como el egocentrismo, la crueldad, el miedo y la ira. En la práctica relacional, la liberación ocurre a través de la conciencia amorosa que reconoce nuestra humanidad común y no la toma tan personalmente. Cuando esta comprensión existe a nivel social, podemos ver el potencial de la cesación que se convierte en libertad social. Esta es una libertad que incluye la prosperidad y la justicia para todos los seres sintientes. Dar este salto socialmente es enorme…empezamos donde estamos.