Ética para la práctica de la meditación relacional formal

Con el fin de crear un entorno seguro y saludable que respalde el mayor beneficio para todos los profesionales, aplicamos las cinco capacitaciones éticas a los retiros de Insight Dialogue y a toda la práctica relacional formal, ya sea en persona o en línea.

1. Abstenerse de quitar la vida: Reverencia por la vida

Aspiramos a honrar la vida que se desarrolla en nosotros mismos, nuestra sangha y otros seres vivos. Somos conscientes y respetamos a todos los practicantes y las diversas formas en que la vida se manifiesta en cada uno de nosotros debido al condicionamiento de clase, etnia, raza, cultura, nacionalidad, género, orientación sexual, edad, religión, capacidad física, etc. Nos expresamos auténticamente y estamos abiertos a escuchar el impacto de nuestras palabras y acciones, especialmente en aquellos cuyas experiencias pueden haber sido marginadas. De esta manera, apoyamos plenamente y no menospreciamos la vida de los demás.

2. Abstenerse de tomar lo que no se da: Compartir equitativamente

Honramos el tiempo y la energía de la comunidad docente y de nuestros compañeros practicantes durante la práctica de Insight Dialogue ofreciendo nuestra plena presencia y participación. Usando una economía de palabras, permitimos una generosidad de tiempo y espacio para que otros estén presentes. Respetamos plenamente las pertenencias de los demás y los recursos del centro de acogida o retiro. 

3. Abstenerse de mala conducta sensual: Integridad en el comportamiento sexual

Es natural sentirse atraído, repelido o neutral hacia otro ser humano. Debido a que estos sentimientos pueden ser poderosos, cultivamos la vigilancia y nos abstenemos de hablar o actuar con la intención de manipular, controlar o influir en un compañero practicante. Durante la práctica formal, no expresamos pensamientos o sentimientos románticos o sexuales hacia los demás.

4. Abstenerse de hablar mal: Comunicación Ética

Las pautas de Insight Dialogue de escuchar profundamente y decir la verdad forman la base de la comunicación ética. Decimos solo nuestra propia verdad, no la experiencia de los demás. 

Nuestra intención es ser comunicativos y honestos cuando sea beneficioso y abstenernos de hablar cuando sea perjudicial. Hablamos con cuidado, conscientes de cómo nuestro propio condicionamiento personal y cultural moldea nuestra expresión. Aspiramos a fomentar un entorno de seguridad e inclusión que fomente el diálogo abierto, incluso cuando surjan molestias, y reconocemos que entablar conversaciones difíciles puede ser una fuente de aprendizaje y despertar para la comunidad.

5. Abstenerse de acciones que adormecen la mente: Consumo Consciente

En la medida de lo posible, nos ocupamos de que el cuerpo y la mente estén descansados, alertas y en condiciones de estar plenamente presentes. Nos abstenemos de involucrarnos en distracciones digitales durante la práctica formal. Evitamos usar cualquier sustancia de una manera que interfiera con la conciencia plena o reduzca nuestra capacidad de estar presente con nuestros compañeros practicantes.